No ver para creer, sino creer para ver

No ver para creer, sino creer para ver

¿Es posible creer para ver? Seguro que si eres como yo, has oído alguna vez el dicho “ver para creer”. Es algo que nos enseñan nuestros padres, profesores y compañeros cuando somos niños. Desde la infancia has sido víctima de una programación cultural que...

Pin It on Pinterest